COMARCAS.- Un estudio revela que el 70% de las mujeres aragonesas consideran muy difícil el acceso de mujeres a altos cargos

Igualdad
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Un techo de cristal que sigue existiendo

ARIZA 2



El 73% de las directivas aragonesas consideran que las mujeres tienen más difícil acceder a un puesto de dirección que los hombres y confirman que el denominado ‘techo de cristal’ sigue existiendo. Además, el 64% cree que a las mujeres se les exige más para acceder a puestos de responsabilidad y un 56,6%, que la brecha salarial es una realidad. Estas son alguna de las conclusiones de la investigación sobre los “Retos del liderazgo femenino: perspectiva de las directivas y empresas de Aragón” que ha realizado la Cátedra de Desarrollo Directivo Femenino de la Universidad de Zaragoza, promovida por el departamento de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón.
De acuerdo con un 50,8% de las directivas consultadas, las dificultades mencionadas, junto con las complicaciones que supone conciliar un puesto directivo con la vida personal, podrían minimizarse si el marco regulador español impulsara la presencia de la mujer en la dirección. De hecho, valoran positivamente las mejoras de los permisos de maternidad y paternidad, ya que para un 50% de ellas, un puesto directivo implica estar disponible en todo momento y lugar, lo que complica compatibilizar la vida profesional con la vida personal si no existen ayudas y apoyo por parte de las instituciones, de las empresas y de los propios familiares.
La investigación concluye también que es necesario un cambio de cultura empresarial, de forma que las mujeres se sientan apoyadas por las organizaciones en las que trabajan para alcanzar los puestos directivos en las mismas condiciones que sus compañeros. Más de un 40% de las encuestadas consideran que no existe, en los equipos directivos, un verdadero compromiso para contar con mujeres. Una solución propuesta sería que las empresas adopten medidas que impulsen y atraigan a líderes femeninas, como los programas de capacitación de mujeres, que son considerados útiles por más de un 55% de las encuestadas.
Precisamente ofrecer formación de este tipo es, desde su puesta en marcha en el año 2018, uno de los objetivos de la Cátedra de Desarrollo Directivo Femenino, que también trabaja para dar visibilidad a mujeres referentes, otra de las necesidades manifestadas por las directivas. En materia de cualificación, el departamento de Economía prepara también la tercera edición del Programa de Desarrollo para la Dirección – Mujeres con Alto Potencial, en colaboración con la Escuela de Organización Industrial (EOI). Una formación de alto nivel, que ya ha permitido mejorar la preparación de cerca de medio centenar de aragonesas para desempeñar puestos de responsabilidad.


Principales barreras
En cuanto a las principales barreras al liderazgo femenino en Aragón, un 69,8% de las encuestadas en el trabajo de investigación de la cátedra cree que las dificultades que conllevan conciliar la vida familiar y profesional pueden ser una barrera para las mujeres que quieren acceder a puestos directivos. El 67,2% está de acuerdo o muy de acuerdo en que la maternidad supone una barrera para las mujeres a la hora de acceder a esos cargos, y un 69,3% considera que la flexibilidad laboral en las empresas para compatibilizar ambos aspectos es escasa. Destaca también entre los resultados del análisis que un 57,7% de las participantes considera, o ha considerado en algún momento, que acogerse a una medida de conciliación podría frenar su carrera directiva, y esta puede ser la razón por la que un número importante de ellas (40,2%) no se haya acogido en ningún momento a una medida de conciliación.
Otra de las principales barreras, según el 72% de las encuestadas, es que se sigue manteniendo una cultura organizacional masculinizada en muchas empresas y el 54% cree que los procesos de promoción y selección están masculinizados. Además, el 45% señala como barrera la escasez de redes de contacto y el 55% la carencia de referentes femeninos. A contrarrestar estos dos aspectos colaboran actividades como las impulsadas desde la Cátedra de Desarrollo Directivo Femenino y desde asociaciones como Directivas de Aragón.
En cuanto a las denominadas barreras internas, el 50,8% de las encuestadas no consideran que el miedo a la responsabilidad suponga un impedimento en el acceso a puestos directivos, lo que invita a pensar que cada vez las mujeres se sienten preparadas para asumir estas responsabilidades. Además, un 67,2% de las encuestadas creen que durante su carrera nadie ha considerado que tuvieran una menor motivación ni menor nivel de compromiso con el trabajo que los hombres.


Situación en las empresas
Además de a mujeres directivas, para realizar esta investigación también se ha encuestado a 160 empresas aragonesas, de las cuales, el 29,4% son empresas grandes, un 31,9% de tamaño mediano y el restante 27,8% son representantes de empresas pequeñas.
De las compañías encuestadas, casi cuatro de cada cinco tienen menos de un 50% de mujeres en sus equipos directivos. Los departamentos con mayor porcentaje de mujeres responsables son el de recursos humanos (35%) y el de finanzas y contabilidad (35,6%), en los que las mujeres ocupan entre un 80% y un 100% del total de puestos. Al contrario, en el departamento en el que menos representación tienen las mujeres (entre un 0% y 20%) es el de tecnología, ligado a los estereotipos de género que asocian el sector STEM con lo masculino.
En relación a los beneficios del liderazgo femenino, el efecto que más han notado las empresas al incorporar a las mujeres a equipos directivos es un impacto positivo en los resultados organizativos (73,1%) y en los resultados económicos (48,8%). Asimismo, un número importante de empresas afirman que han conseguido un incremento en la competitividad (48,1%), un aumento de la creatividad y la innovación (57,5%) y un impacto positivo en el rendimiento comercial (43,8%).
Entre las medidas adoptadas por las empresas encuestadas, destacan los planes de igualdad (con los que cuentan el 76,3%) y mecanismos para garantizar la igualdad de oportunidades en los procesos de selección de personal (empleados por el 60,6%), sin embargo, tan sólo un 44,4% de ellas utiliza técnicas de selección neutras y que omitan la información personal. Y aunque sólo un 35% de las empresas desarrollan acciones que promuevan la presencia equilibrada en cargos directivos, un 85% de las compañías encuestadas sí adoptan medidas de flexibilidad laboral, como la jornada continua o determinar un horario flexible.


Trabajo de investigación
El objetivo de esta investigación ha sido analizar la situación del liderazgo femenino en las empresas de Aragón, y determinar qué barreras u obstáculos influyen tanto en el acceso como en el desempeño de puestos directivos por parte de las mujeres, así como estimar qué proporción de directivas hay, en qué áreas están las mujeres directivas, y qué hacen las empresas en materia de igualdad en puestos de responsabilidad.
Estos aspectos se han analizado mediante dos encuestas, una dirigida a mujeres directivas y otra a empresas aragonesas. El cuestionario ha sido distribuido a directivas y empresas con la colaboración de la Asociación Directivas de Aragón, la dirección general de Trabajo, Autónomos y Economía Social, CEOE Aragón, Cámara de Comercio y AJE Zaragoza, además de a través de las redes sociales.
En relación al perfil de las mujeres directivas participantes en el estudio, cabe señalar que el 31,75% son directoras o gerentes de empresas, el 3,70% ocupan el cargo de subdirección o vicepresidencia, el 7,41% son directoras del departamento de Recursos Humanos, el 7,94% son responsables del departamento de Administración y Finanzas, mientras el restante porcentaje son responsables de otros departamentos u ocupan otros cargos diferentes a los mencionados. El 95% de las participantes han cursado estudios universitarios y el porcentaje restante estudios de formación profesional, lo que nos muestra la preparación y formación de estas directivas, que en la mayor parte de los casos han continuado formándose en programas específicos de dirección y liderazgo empresarial.
Las mujeres directivas participantes trabajan en gran medida en empresas medianas y grandes (60,8%), pero también hay un alto porcentaje de directivas en empresas pequeñas (23,8%) y en microempresas (14,8%). En cuanto al ámbito geográfico de las empresas, destaca el porcentaje de mujeres trabajando en empresas de carácter multinacional (31,2%) y de carácter nacional (34,4%), mientras que el restante 33,4% trabaja en empresas de ámbito regional (18,5%) o local (14,8%). Se trata fundamentalmente de empresas del sector terciario (55%) y secundario (39,2%).

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad