TODOS LOS SANTOS.- El bilbilitano Sánchez de Alda y su viña a las afueras de Roma

Paseando por nuestras comarcas por Jose Luís Cortés
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

Reliquias que terminaron en la comarca de Calatayud: Bordalba, Fuentes de Jiloca…

En este 1 de noviembre, día de Todos los Santos nuestro amigo y colaborador José Luís Cortés nos ilustra con una historia que podría poner luz a todas esas reliquias que han terminado en distintos puntos de la Comarca de Calatayud. Como siempre, vale la pena leer y aprender con uno de los estudiosos que mejor conocen la historia y el arte de nuestros pueblos.

 

"Hoy, 1 de noviembre, se celebra la festividad de Todos los Santos. Y al hilo de esto ( y aprovechando que en muchas de las iglesias de nuestras comarcas era el día en el que se exponían, para su veneración, las reliquias se los santos ) os voy a contar una historia.

Os voy a contar la historia de un bilbilitano y una viña en Roma.

Pudo ser casualidad o un magistral golpe de efecto que la fecha elegida por Lutero para la publicación de sus noventa y cinco tesis -que atacaban abiertamente el culto a los Santos, las reliquias- fuese la víspera de Todos Los Santos, el 31 de octubre de 1517. Pero además de la fecha, el lugar elegido para hacerlas públicas, en concreto la capilla del castillo de Wittenberg, también pudo tener algo de efectista: el castillo a la sazón era el lugar de residencia del Elector de Sajonia Federico III y en la citada capilla se conservaban y veneraban los miles de reliquias que conformaban la extraordinaria colección propiedad del príncipe.

Comenzó entonces una destrucción de reliquias e imágenes religiosas en muchos países centroeuropeos.

En 1578, en una viña a las afueras de Roma propiedad del bilbilitano Bartolomé Sánchez de Alda, se descubrieron una serie de galerías del Caementerium Lombardorum. Estos espacios estaban decorados con pinturas y símbolos cristianos, que atestiguaban la veneración ancestral de los cuerpos de los mártires allí enterrados, fueron estudiados sistemáticamente por el dominico español Pedro Chacón y más tarde, por el italiano Antonio Bosio.

Estoy completamente seguro de que muchas de las reliquias encontradas debajo de la viña de nuestro paisano Sánchez de Alda vinieron a parar a diferentes pueblos de nuestras Comarcas y una vez aquí se montaron en relicarios para su veneración. Estos relicarios se guardan en armarios que se abrían en días como hoy festividad de Todos los Santos.

Y como siempre os dejo unos cuantos ejemplos entre los que destaca el cuerpo de San Pío Mártir , el maravilloso altar relicario de Bordalba y el relicario procesional de Fuentes de Jiloca..."

 

CARENAS
publicidad
publicidad

Semanal La Comarca