BIJUESCA.- Alrededor de 200 participantes en la primera novena a la Virgen del Castillo

Pueblos
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

La Virgen volverá a pisar las calles de la localidad el 4 de junio. La última vez que se celebró la festividad fue en 1996


La saca de la Virgen del Castillo reúne a miles de personas de diez municipios, tanto de la provincia de Zaragoza como de la de Soria, limítrofes con Bijuesca: Torrelapaja, Berdejo, Torrijo de la Cañada, Malanquilla y Clarés de Ribota, de la provincia de Zaragoza, y Reznos, Carabantes, La Alameda y Deza, de la provincia de Soria. Una Virgen que tan solo sale cada 25 años, y que en esta ocasión serán más, puesto que la actividad fue suspendida por la pandemia tanto en 2021 como en 2022.
Desde la localidad, el fin de semana pasado se organizaba la primera de las dos novenas que se llevarán a cabo antes del día grande. Unos actos en los que participaron unas 200 personas en una jornada con distintos actos lúdicos y de hermandad, que acabaron con una cena de hermandad y la actuación del grupo “A poco no llegamos”.

Una tradición que data del siglo XIX que habla de fervor religioso y de relación entre las localidades vecinas
Como nos explicaba en su día el alcalde de Bijuesca, Angel Marín, “se tiene conocimiento de esta curiosa iniciativa desde el siglo XIX. La historia cuenta que “al parecer un año terrible de sequía hizo que lo sufrieran los diez pueblos limítrofes con Bijuesca y que en esta localidad tan solo hubiera agua, desde entonces y cada 25 años Bijuesca y los pueblos de la Concordia se desplazan a sacar en procesión a la Virgen. Los pueblos son: Reznos, Carabantes, La Alameda, Deza, Torrelapaja, Berdejo, Torrijo de la Cañada, Malanquilla, Clarés de Ribota y Bijuesca”.
Bijuesca recibe al primer alcalde que siempre es el de Reznos, se le cede la vara de mando de la localidad y la capa del cura, con lo que pasa a tener el mando eclesiástico y civil de la localidad. Después, los curas de ambas localidades y los dos alcaldes reciben al resto de municipios en la plaza. Tras la bienvenida van al camarín de la Virgen, la sacan de su ermita y la trasladan a la parroquia, se le rinde el correspondiente homenaje y se devuelve a su lugar de origen.
El itinerario que sigue esta procesión es por las calles del Medio, del Barranco y de la Virgen. Llegados al Santuario las Autoridades y el Clero, ya dentro de él, se canta el Himno a la Virgen del Castillo. A continuación, un sacerdote asciende al Camarín y cogiendo la imagen la baja y es colocada en la hermosa peana, que es portada por sacerdotes, tras de los que marchan los señores Alcaldes de los pueblos de la Concordia que transportan el palio, retornando la comitiva por las calles mencionadas, hasta llegar a la plaza Mayor o del Ayuntamiento.
Terminada la Misa se forma de nuevo la procesión de retorno de la Virgen, a su Santuario, en el mismo orden de pueblos; pero el recorrido difiere del anterior seguido en la procesión de bajada, o sea que ahora se vuelve por la carretera, camino del Calvario a la ermita.
Una vez terminada la fiesta religiosa las Comisiones de los Capitulares de los pueblos de la Concordia se distribuyen los lugares asignados a cada localidad para hacer una comida de confraternidad. Para después danzar y subastar obsequios y regalos cuyo importe queda en beneficio de la Virgen.
Una vez terminado todos los actos el alcalde de Reznos despide a todos los pueblos de la Concordia, para después devolver el mando de la autoridad civil y eclesiástica a Bijuesca.

En la imagen, dos de los encargados de realizar la cena para los participantes junto con el alcalde de la localidad.

Ibdes
CABOLAFUENTE
CODOS
Sisamon
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
CODOS
CABOLAFUENTE
Sisamon
Ibdes
publicidad
publicidad
publicidad