CALATAYUD.- Mucho trabajo para pocos (la Brigada y los trabajadores de la empresa de la luz) y colaboración total de la ciudad en esta Navidad

Navidad
Tipografía
  • Más pequeño Pequeño Mediano Grande Más grande
  • Predeterminado Helvetica Segoe Georgia Times

José María Sanchez y Manuel Lorén los encargados de confeccionar el Belén central de las fiestas en la Plaza del Fuerte


Como no podía ser de otra manera, la implicación de numerosas asociaciones de todo tipo de la ciudad han posibilitado que podamos encontrarnos con una ciudad ampliamente decorada para esta Navidad. Decoración que llega a muchos puntos de la localidad con un recorrido que se inicia en la Plaza del Fuerte y que recoge más de 60 espacios iluminados y decorados. Siempre habrá quien viva en lugares que no han sido decorados pero lo cierto es que el esfuerzo ha sido importante.
Una Navidad que arrancaba ayer sábado con el encendido de luces y después la inauguración del Mercado Navideño en la Plaza de España.


Manuel Loren y José María Sanchez
En el inicio del recorrido, en la Plaza del Fuerte, nos encontramos con un Belén a tamaño natural que han realizado dos grandes artistas bilbilitanos: José María Sanchez y Manuel Loren. Un Belén que parece llega para quedarse puesto que bien en próximos años se podrían aumentar con nuevas figuras, ese es el objetivo seguir año tras año aumentando las figuras artesanales de este Nacimiento.

 

 


Recorrido por distintos puntos
Una vez visitado el Belén central de la Plaza del Fuerte, bilbilitanos y visitantes pueden seguir el recorrido preparado y la iluminación nocturna. Entre otros lugares: Rúa de Dato con el trono de Papa Noel en la Iglesia de San Pedro, el tradicional árbol de la Plaza de España, Paseo Ramón y Cajal y 15 espacios fotográficos con distintos motivos navideños preparados para inmortalizar el momento con fotografías.


Colaboración de las asociaciones
En todo este decorado navideño un punto importante es para la asociaciones y colectivos de la ciudad, con más de 800 personas que de una manera u otra han confeccionado motivos navideños para adornar la misma, como por ejemplo: las familias ucranianas acogidas en el Albergue Municipal, asociaciones, clubes deportivos, barrios, residencias, familias, la implicación de muchos colegios y cómo no, AMIBIL, que en su taller también se han encargado de confeccionar un buen número de adornos.


La Brigada Municipal
En el capítulo de menciones, otra sin duda, es para los pocos trabajadores con los que cuenta la Brigada Municipal y para la empresa responsable de las luces. Ambos han visto multiplicado en estos últimos días su trabajo y lo verán también multiplicado a la hora del final de la Navidad para volver a desinstalar todo. Un colectivo que sin desatender su trabajo diario se han esmerado y multiplicado en esfuerzo para que después todos podamos disfrutar de estas fiestas entrañables. Una Brigada Municipal a cargo del concejal, José Manuel Gimeno, que desde luego tiene que estar muy satisfecho por la profesionalidad de estos grandes trabajadores.


En estos días también uno puede visitar el Mercado Navideño situado en la Plaza de España, que estará en funcionamiento desde el sábado pasado hasta el jueves 8 de diciembre, en horario de 11 a 13.30 y de 17 a 20.30 horas.
Un mercado en el que durante todos los días se contará también con actividades complementarias, la presencia de Papá Noel, sevillanas con AMIBIL, cuentacuentos, muñecos navideños, actividades de ASAEME y otras propuestas. Una actividad dirigida desde la concejalía de Comercio que preside Mar López.


Las calles ya están preparadas para dar la bienvenida al nacimiento del Nuevo Dios, muy alejadas de la austeridad con la que nos cuentan que nació Jesús en Belén, pero con la intención de decorar ese espíritu navideño tan necesario que nos recuerda año tras año que Jesús nació pobre, que predicó lo que por entonces no se quería escuchar, que se enfrentó contra los poderosos y que terminó muriendo en la cruz, dicen que por todos. Predicó la palabra de Dios y su ejemplo nos debería de servir para mirar por uno mismo pero también por el prójimo. Quizás en ocasiones nos podamos olvidar de lo más importante.

 

publicidad
publicidad